Empoderamiento y Emprendimiento: no los confundas y no desempoderes a nadie.

Cosas que escucho por ahí:

“Una mujer empoderada es la que trabaja por lo suyo y no para que la mantengan”.

“Una mujer empoderada es emprendedora”.

“Una mujer empoderada no se queda en la casa”.

Yo solo tengo que decirles una cosa:

“una mujer empoderada es lo que ella quiera ser”.

Comencemos por definir ambas palabras.

Como empoderamiento se conoce el proceso por medio del cual se dota a un individuo, comunidad o grupo social de un conjunto de herramientas para aumentar su fortaleza, mejorar sus capacidades y acrecentar su potencial, todo esto con el objetivo de que pueda mejorar su situación social, política, económica, psicológica o espiritual. (Sacado de significados.com) 

Se conoce como emprendimiento a la actitud y aptitud que toma un individuo para iniciar un nuevo proyecto a través de ideas y oportunidades. El emprendimiento es un término muy utilizado en el ámbito empresarial, en virtud de su relacionamiento con la creación de empresas, nuevos productos o innovación de los mismos. (Sacado de significados.com) 

Como podemos ver, el empoderamiento puede aplicarse a diferentes marcos de la vida. En el caso del empoderamiento de la mujer lo voy a explicar de manera sencilla, se trata de un marco social y personal, y lo que busca es romper con los conceptos machistas o patriarcales que limitan a la mujer a tomar decisiones o tener poder de decisión que pueden ser familiar, políticas, laborales o personales y el proceso de empoderamiento le brinda el poder que necesita la mujer para la toma de desiciones y el control de su vida. Control que el patriarcado nos negaba y nos sigue negando en algunos aspectos.

Entonces, ¿por qué llegamos a confundir los términos o a querer mezclarlos? Creo que en la lucha por ganarnos un sitio y por la igualdad nos hemos olvidado que no todos en esta vida tenemos los mismos sueños y metas. Creemos que para tener control y poder de lo que somos y exigir respeto e igualdad, tenemos que cumplir con unos conceptos contrarios a los que nos limitaban. Y no se ustedes, pero creo que esto también es perjudicial. En el proceso de empoderarnos y la lucha feminista, desempoderamos a muchas mujeres.

Una mujer empoderada es lo que ella quiera ser.

La lucha por la igualdad y por eliminar el patriarcado no puede ser una lucha que nos limite en ningún aspecto. Se trata de darle el poder a toda niña y a toda mujer el mismo poder de decisión en la vida, la misma libertad que tiene el género masculino. De tener el mismo derecho de opinar y decidir en el hogar, trabajo, política, economía y todos los temas de envergadura en la vida de un ser humano. Y si esa decisión es que desea ser madre y cuidar del hogar, ¿quien eres tu para decirle a esa mujer que no está empoderada?

Existen personas que quieren ser líderes de una empresa y otros que les gusta pertenecer a un grupo y tener líderes que los motiven. De la misma manera hay mujeres que desean dedicar su vida a ser una profesional o empresaria y otras que desean con todo su corazón ser madres y cuidar del hogar. Y otras quieren hacer ambas. Siempre y cuando esa mujer esté haciendo lo que realmente desea en la vida y esté en control de sus decisiones y estas no estén influenciadas por lo que la sociedad, la familia o el sistema patriarcal espera de ella, esa mujer está empoderada. Siempre y cuando esa mujer no pierda su poder en ningún momento, está empoderada. La mujer que desea cuidar del hogar y los hijos y logra una relación de respeto e igualdad con su pareja, nunca será despojada de su poder. Claro, para esto necesita una pareja a su nivel, que sepa y apoye lo que es la igualdad de género y que jamás utilice su posición como proveedor para quitarle libertades o derechos.

La mujer que desea cuidar del hogar y los hijos y logra una relación de respeto e igualdad con su pareja, nunca será despojada de su poder.

Así que la próxima vez que sientas la necesidad de decirle a una mujer que está feliz y empoderada cuidando a su famiia, “tienes que irte a trabajar, no puedes ser una mantenida o deberías emprender y hacer algo por ti misma”, piensa que estás haciendo lo mismo que la gente machista hace cuando le dicen a una mujer “tienes que cuidar bien a tu marido para que no te las pegue”.

¡Ah! No olvides que podemos emprender en tantas cosas. Emprender una meta puede ser tener una familia donde la igualdad y el respeto reinen.

Emprender: inicio de una actividad que exige esfuerzo o trabajo, o tiene cierta importancia o envergadura. Emprendamos todos la tarea de un mundo justo, igualitario y lleno de respeto para TODOS, creo que conlleva de un graaaan esfuerzo.

Ciao mis bellezas tropicales, no olviden escribirme sus comentarios.

Eres demasiado exigente (eso dicen)

Si no me puedes leer o prefieres los audios, escúchame de camino a tu trabajo o tu casa, el audio está hecho con mucho amor y pasión.

Me importa muy poco lo que piensen de mis expectativas…

Voy a comenzar este escrito de una manera irreverente; de vez en cuando me gusta serlo.

Ahora te pregunto, ¿debes conformarte con menos de lo que deseas? En lo personal, creo que no. Para mi el conformismo beneficia a quien no le gusta pasar mucho trabajo, ni dar mucho a los demás. Como dicen por ahí les gusta dar “lo mínimo necesario”. Si la vida tiene a mi alcance todo lo que yo desee tomar de ella ¿por qué limitarme? Dijo John F Kennedy que “el conformismo es carecedero de libertad y enemigo del crecimiento personal”.

Como ya planteamos desde el principio el desenlace de este tema, ahora me dedicaré a escribirte un poco más de mi relación con las palabras “conformismo” y “exigente” en mi vida y lo que creo que es la razón del porque muchas personas prefieren toparse con gente conformista.

En los trabajos

Yo no se si esto es bueno o es malo, pero a mi me gusta. Tampoco digo que mi forma de hacer las cosas es la correcta, pero sí la que me funciona según mi personalidad. No me conformo con un puesto y un “sueldo estable”. En lo laboral, no me me gustan las rutinas, ni la costumbre. Cuando alcanzo una meta profesional, la disfruto al máximo y luego de un tiempo digo: “y ahora, ¿qué?”. No, no pude conformarme con un puesto de directora de cuentas, lo más alto que podía conseguir en mi último trabajo, quería más. Quería seguir subiendo escalones, lograr más cosas. Sabía que en mi industria era complicado y que en mi lugar de trabajo ya no había más puestos que alcanzar, a menos que el dueño me diera su silla ja, ja, ja. Entonces fue cuando decidí renunciar y montar mi negocio, este me permite hacer cosas diferentes constantemente y con el beneficio de manejar mi tiempo para crear otros proyectos que me hagan sentir que sigo alcanzando metas. De esta manera, tengo mi proyecto base, pero cada vez que se me ocurre algo nuevo, no tengo nada que me lo impida.

No tienes que ser como yo, NO. De eso no se trata. La conformidad no es estar feliz con lo que tienes, la conformidad te hace sentir incómodo y a veces esa incomodidad es imperceptible. Te hablo de mi historia para que el día que quieras más y te sientas incómoda donde estás, no te asustes y no te estanques, busca eso que tanto deseas. Un gran empresario puertorriqueño me dijo un día: “cuando quieras arriesgarte a hacer eso que tanto deseas, hazte una sola pregunta: ¿qué es lo peor que puede pasar? y si tienes la solución a eso “peor” arriésgalo todo, que si no te sale, ya sabes por donde volver a empezar.

En las relaciones

Como amiga y como pareja tengo una regla: exijo lo que doy y lo que valgo. ¿Quien me dice lo que valgo? YO. ¿Cómo lo defino? En base a mis valores y principios. Es imposible mantener relaciones saludables con personas con las que no compartes valores, prioridades e intereses en común.

Cada relación es diferente. Por ejemplo, de la amistad exijo poco, solo lealtad, honestidad, sinceridad y que no me den drama ja, ja, ja. No exijo mucho tiempo, ni que me llamen todos los días, pues cada una tiene su vida y sus prioridades. Cuando nos vemos, nos dedicamos todo el amor, alegría, solidaridad y hasta lágrimas del mundo. Y soy cuidadosa a la hora de permitir quienes llegan hasta lo más intimo de mi vida.

En cuanto a las parejas, aprendí con los cantazos de la vida y los que me busqué, dos reglas de oro: “Si me roba la paz, no es para mi” y ” Si tengo que pedirlo, ya no lo quiero”. Con esto no les digo que no habrán momentos de dificultad y ajuste y que de vez en cuando hay que hablar de algunas cosas que uno necesita de la otra persona. Pero el día que te veas que son más los momentos difíciles que los buenos y que te toque exigir respeto, compromiso, comunicación efectiva, que te den tu lugar, cariño y lo que tu entiendas básico para una relación, y que te digan que pides demasiado, es el momento de salir corriendo. Tolerar cosas que van en contra de tus valores y lo que buscas de la vida en nombre del amor, es un cuento de las novelas y las películas. Venimos a esta vida a ser feliz. Debes tener bien claro que es lo que quieres en una relación y jamás bajar tus estándares. Me dijo un terapista una vez que si me seguía bajando iba a padecer de la espalda toda la vida. Exige lo que vales y lo que das. Punto.

Conmigo también tengo exigencias

Soy bien exigente conmigo misma, no al punto de que sea una compulsión, pero no me gusta estar en el confort zone. Si se que tengo más para dar, para aprender, para crecer, ¿por qué conformarme con lo que ya soy? Perder mi tiempo, descuidarme, espiritual, intelectual y físicamente, dejar de practicar mis hobbies y pasiones por no saber invertir mi tiempo correctamente; nada de esto me hace sentir bien. Así que si yo tengo una visión de lo que quiero o de lo que admiro en otros, lo menos que puedo hacer es trabajar para eso, para ser la mejor versión de mi. Nunca voy a entender porque si deseamos algo todos los días consciente o inconscientemente, nos mantenemos en la zona de comfort, en lo fácil, en lo que no me da mucho trabajo.

Soy exigente con lo que doy a otros también. Si quiero a la gente, tengo que demostrarlo con acciones. Si me gusta que mis clientes se vayan contentos, soy bien exigente con el trato que les doy. Espero respeto, consideración y civismo de todo el que me cruce en la calle, porque así lo ofrezco. Las buenas intenciones y los valores se demuestras con acciones, no con palabras.

Conclusión

En la vida te encontrarás con personas que querrán que te conformes con lo que te dan o que te quedes donde estás, estancado, porque de alguna manera u otra les conviene. Estas personas pueden ser tus amigos, tu familia, tu jefe o tu pareja. A un jefe (no fue mi caso) le conviene que des lo mejor de ti y que no exijas crecer, ni un aumento. Una pareja te dirá exigente cuando no quiera ofrecerte lo que mereces en una relación. “Amistades” se irán de tu lado cuando no permitas que te roben la paz o no les sigas su juego y plantees tus valores. Ser conformista te hace vulnerable y manipulable y te lleva a vivir en base a las expectativas de los demás.

No caigas en decir “la vida que me tocó vivir”, como muchos, conformándose con vivir el día a día con lo que le traiga y no buscando lo que realmente desean. Creo fielmente que las circunstancias en las que nacemos no definen lo que somos, ni lo que seremos en la vida. Ser conformista es lo que estanca a las personas a ser víctimas de sus circunstancias. ¿Quieres vivir bajo la ecuación causa y efecto esperando el efecto de lo que te trae la vida o deseas ser el causante de esos efectos, diseñando tu camino?

Si nuestros antepasados hubiesen sido conformistas nunca se hubieran desarrollado las grandes culturas y sistemas socioeconómicos de los cuales hoy tenemos la oportunidad de ser testigos.

Se exigente, debes ser tú quien tome control de tu destino. Arráigate a tus valores y vive en función de ellos, porque son esos valores los que definen quien eres y lo que quieres. Haz lo que te apasiona, busca aquello que te llene, exige relaciones recíprocas, exige lo que das, pide lo que vales, rétate a ti mismo porque sabes lo que eres capaz de dar, crecer y alcanzar. No estás hecho para migajas, no estás hecho para quedarte estancado.

¿Sabes como huelen las aguas estancadas? Bueno… ya lo sabes, recuérdalo cada vez que alguien te diga, “eres demasiado exigente” o cuando no quieras esforzarte demasiado.

Ciao mis bellezas y bellezos tropicales. Los quiero. No olviden dejarme sus comentarios.

NOTA ACLARATORIA: Existe un tipo de exigencia que te lleva a la frustración y malestar. Metas ilógicas, en tiempos ilógicos y expectativas irrealistas. Este tipo de exigencia no es buena para ti, ni para nadie.

Olvídate de las resoluciones de año nuevo… no pierdas más el tiempo.

Tengo 35 años y al menos los últimos 15 soy consciente de un hábito que nos ataca a la mayoría: las resoluciones de año nuevo.

Te describo el panorama para que entres en calorcito y te vayas en el viaje conmigo… estamos en la última semana del año, nos ponemos melancólicos, alegres, tristes, motivados, profundos, pensativos… un sube y baja de emociones y recuerdos. Analizamos lo que hemos hecho o hemos dejado de hacer. ¡V Á L G A M E, acabo de darme cuenta del tiempo que he perdido! Hubiese seguido ahorrando y me hubiese podido mudar; si no me hubiera quitado del gym, tendría el cuerpazo que quiero; si hubiese comenzado esa maestría, ya solo me faltaría un año… y así sucesivamente vemos como a mitad de camino dejamos muchas metas sin finalizar o sin comenzar. De momento nos volvemos optimistas extremistas y vemos lo positivo en todo, que importa lo que ya pasó, viene un año nuevo y “ahora es que es”, “2019 voy por ti”, “2019 eres mío, aguántate”, “este es mi año” y, por favor ayúdenme… escriban en los comentarios todas las frases de año nuevo que algunas vez han utilizado. Esperaaaaaa, no puede faltar “Hoy es la primera página de un libro de 365 páginas en blanco” o algo así…

Pero al poco tiempo, dejamos de escribir en el libro, se nos olvida o hacemos como Sandra Bullock en Bird Box ante nuestros sueños, metas y responsabilidades. No digo que todos los que me están leyendo sean así, pero por favorrrrr, vamos, seamos realistas, la mayoría nos ha pasado y me incluyo. Todos en algún momento o con ciertas cosas, lo hemos vivido. Dejamos muchas cosas guindando a mitad de camino y es que esa idea de comenzar el año con nuevas metas, es una gran presión y si de momento a mitad de año no las hemos trabajado, pues vuelven y se quedan para el próximo año.

Y así es como vemos que año tras año podemos repetir algunas, casi todas o todas las resoluciones en la lista. Por eso hoy te traigo la solución a este mal hábito:

Haz las cosas, carajo

Sí, esa es la única resolución que debes tener en tu vida, todos los años, meses, semanas, días, horas, minutos y segundos… HACER O DEJAR DE HACER.

Y olvídate de comenzar el año con una lista. Haz las cosas cuando te vienen a la mente, de la primera. ¿Quieres bajar de peso? Toma acción, que importa si es lunes o viernes, enero o diciembre. ¿Quieres ahorrar dinero? Comienza hoy aunque sea con un dólar diario, es mejor terminar con $356 (ya han pasado 9 días del año) en tu cuenta de ahorros el 31 de diciembre que con $0. ¿Quieres ser feliz? Toma la decisión hoy y busca las herramientas necesarias o elimina de tu vida lo que te quita la felicidad. Toma control, es parte de vivir una vida empoderada.

Toma pasos pequeños poco a poco. Muchas personas quieren tirarse de pecho con las resoluciones, eso está bien si eres una persona bien determinada y con la actitud correcta ante todo. Pero si sabes que eres de los que te quitas fácilmente, te descarrilas o pierdes enfoque (algo que deberías dejar de hacer), cógelo pasito a pasito, suave suavecito… despacito, pero hazlo.

Imagina esto por unos minutos. En tu lista de resoluciones están las 3 metas más comunes: hacer ejercicios, comer más saludable y gastar menos. Tu mente lo registra como que tienes que tomar acción para cada una. Ahora cámbiala por “este año haré todo lo que me proponga hacer, sin excusas”. Es un cambio de mentalidad que te ayudará no solo en una, si no en todo lo que te propongas mejorar en tu vida.

Cabe señalar que las resoluciones son acciones para resolver algo que nos está afectando y que termina afectando nuestras metas y planes. Por ejemplo, tienes como meta viajar, pero malgastas el dinero; tu resolución es dejar de malgastar para poder ahorrar y cumplir esa meta que es viajar. Quieres tener un cuerpo fit, pero te gusta comer “fast food” y la vagancia te consume; tu resolución es comer saludable y no tener excusas para ejercitarte. Las metas son los sueños a los que le ponemos un plan de acción y su logro se ve afectado por nuestros malos hábitos y las resoluciones deben enfocarse en mejorar esos malos hábitos.

Es importante señalar, que las resoluciones, al igual que las metas que te propones, no pueden depender de tu estado de ánimo, ni del cansancio. Lo que quieres en la vida depende de tu voluntad y de como entrenes tu mente para responder a lo que te propones.

Así que si quieres ser más organizado, ahorrar, comer saludable, buscar paz, vivir feliz, y todo lo que se te ocurra mejorar en tu vida, tienes una sola resolución que te puede ayudar a cumplir con todo: HACER lo que tienes que hacer, cuando lo tienes que hacer. Es la única opción que tienes para lograr tus objetivos en la vida y dejar de perder el tiempo.

Si logras aplicar esta resolución a tu vida, todos los años meses, semanas y días podrás proponerte metas a corto y largo plazo con unas grandes probabilidades de cumplirlas.

Cuando te propongas metas, entiende que para lograrlas

solo tienes que tomar acción.

“Muchas mujeres juntas es sinónimo de problemas” Reseña del 5to Encuentro de Bellezas Tropicales

Una noche de bellezas tropicales unidas y algunas sorpresas.

Mira la foto galería al final de la publicación.

“Muchas mujeres juntas es sinónimo de problemas” eso leí en algún momento, pero en el Quinto Encuentro de Bellezas Tropicales pudimos demostrar lo contrario.

¿Qué los hace diferente?

En primer lugar las mujeres van a un lugar donde saben que no se promueve la crítica, la rivalidad, ni la competencia mal sana entre mujeres. Esto podemos verlo desde que entran, logran entrar en conversaciones unas con otra de inmediato. Veo en sus rostros que están felices y relajadas, sin necesidad de impresionar con su arreglo personal a nadie, porque una de los requisitos es: “vístanse para ustedes, como mejor se sientan”. Esto las ayuda a enfocarse en brillar con su personalidad y ofrecer a las demás chicas un compartir genuino y ameno.

Segundo, no puede haber problemas cuando todas las mujeres buscamos un mismo fin: unirnos y empoderarnos. Los problemas surgen cuando existen actitudes negativas y luego de cinco encuentros tengo que decirles que me siento muy orgullosa de ver como sí podemos hacer la diferencia.

El quinto encuentro fue uno lleno de emociones, sorpresas y mucha unión. Dimos comienzo con el tema “Sana Competencia” donde pude hablarles de las razones negativas por las que las mujeres competimos, los aspectos positivos de la competencia – cuando es sana y llena de autoestima – y las herramientas para practicar sana competencia en sus diferentes ambientes. Jayleen Álvarez, Miss Puerto Rico Petite 2017, estuvo a cargo de moderar el evento.

La parte más espectacular de la noche fue cuando nuestros invitados especiales pudieron hablar de sus experiencias competitivas en sus respectivas industrias. Jacky Fontánez nos habló de su proceso de crecimiento en los medios y como logró identificar mujeres a las que admiraba y aprender de ellas. Marileyda nos contó su experiencia participando en Idol Puerto Rico y cómo la competencia se fue intensificando a medida que se cerraba el círculo de participantes. El diseñador Kelvin Giovannie nos habló de su receta para mantener la paz en el competitivo mundo de la moda y cómo lo que su abuelita le enseñó fue clave para su triunfo en Revelación Moda frente a grandes en la industria que el admiraba. Finalmente, Marta Alexandra, dueña de Luxe Boutique, nos habló de la gran competencia de este mercado que existe en la Avenida Winston Churchill y de una manera realista, nos expresó lo difícil que es mantener la sana competencia cuando existen colegas (aunque pocas) que no comparten el espíritu de solidaridad y unión.

Y para cerrar con broche de oro, Jacky Fontanez nos sorprendió con la gran noticia del lanzamiento de su perfume “Brave”. Una fragancia que representa a la mujer fuerte, luchadora y valiente, sumamente a tono con el empoderamiento femenino que reinó durante la noche del quinto encuentro. El lanzamiento de “Brave” es el comienzo de Jacky como empresaria.

Definitivamente una noche muy especial. Y si quieren ser parte del próximo encuentro, vayan separando el 19 de diciembre que ya pronto les avisamos donde se realizará.

¿Qué es empoderamiento femenino? Dale con la machaca.

¿Qué es el empoderamiento femenino?

Y dale con la machaca. ¿Por qué Janette insiste tanto con este tema? Sencillo.

Las mujeres queremos igualdad de derechos, igualdad de oportunidades, trato igualitario en los trabajos y en el entorno familiar, romper con las tradiciones que nos atan a prácticas basadas en la desigualdad de género y por ahí seguimos.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando somos las mujeres las que nos enfrentamos en puestos de trabajo, toma de desiciones en base a lo que es la familia, nuestro cuerpo, nuestro comportamiento, nuestra VIDA? Se nos olvida todo lo que pedimos en cuanto a igualdad y nos tratamos unas a otras de la manera que no queremos que nos traten los hombres.

Como producto de este blog nació el Movimiento Belleza Tropical que busca eliminar la rivalidad femenina. Se dice que cuando las mujeres nos unimos, grandes cosas pasan. Pero, ¿cómo podemos unirnos a grandes escalas, si la competencia y rivalidad entre mujeres sigue vigente? ¿Cómo podemos conseguir la igualdad a niveles sociales, económicos y políticos si no logramos unirnos y apoyarnos desde los niveles de convivencia más sencillos?

No hay manera de lograrlo como colectivo, si no rompemos las barreras que nos separan. Y creo, desde lo más profundo de mi corazón y cerebro, que la mejor manera de eliminar la rivalidad femenina es a través del empoderamiento femenino.

Una mujer que logre empoderarse en todos los aspectos que esto implica, podrá ver a las demás mujeres como aliadas sin importar gustos, personalidad, decisiones, niveles sociales y económicos, y logrará desarrollar una relación con sus pares basada en el respeto con el objetivo de obtener de un beneficio en común y lograr grandes cambios en la sociedad como colectivo.roastbrief-empoderamiento-femenino-en-la-era-digital-650x405

Ahora que pude explicarme bien y entienden mi machaca con el empoderamiento, quiero explicarles de la manera más sencilla posible, lo profundo y complicado del empoderamiento femenino.

Comencemos por señalar que el empoderamiento femenino tiene un fin que impacta la sociedad en general. Su objetivo es eliminar la desigualdad entre hombres y mujeres en todo el mundo. Aunque se ha convertido en tema de moda en los últimos años, el empoderamiento de la mujer se escuchó por primera vez en la Conferencia Mundial de las Mujeres en Beijing en el 1995, para hacer referencia a la participación de las mujeres en los procesos de toma de desiciones y acceso al poder.

Empoderar no es otra cosa que darle poder a alguien que se encuentra en una situación de desventaja. Todos podemos empoderarnos personalmente, tanto hombres como mujeres. Se trata de tomar control de nuestra vida, de las circunstancias que nos rodean y de todo lo que forma parte de ella. Sin embargo, el empoderamiento femenino ataca los aspectos culturales, políticos y económicos que han mantenido a las mujeres en desigualdad antes los hombres.

El empoderamiento femenino se refiere al proceso por el cual las mujeres, que están en desventaja por las barreras estructurales de género, adquieren o refuerzan sus capacidades, estrategias y protagonismo, tanto en el plano individual como colectivo, para alcanzar una vida autónoma en la que puedan participar, en términos de igualdad, en el acceso a los recursos intelectuales y materiales, al reconocimiento y a la toma de decisiones en toda las esferas de la vida personal y social.

Para empoderarnos en el aspecto personal se debe pasar por un proceso interno de auto-análisis que nos permita alcanzar el auto-control. Conocernos a profundidad, saber quienes somos y que queremos de la vida y no permitir que factores externos influencien o manipulen nuestras desiciones al punto de ir en contra de nuestra esencia y deseos. Reconocer que tenemos el poder y el control de nuestra vida. Una mujer empoderada logra desarrollar madurez, autoestima y seguridad, porque la capacidad de vivir bajo sus propias definiciones le permite sentirse en plenitud.

Cuando reconcemos el poder que hemos logrado obtener a nivel individual y colectivo, esas barreras de base machistas quedan destruidas. Como resultado, las mujeres empoderadas no sentirán la necesidad de rivalizar o competir con otra ya que la base de la rivalidad femenina radica en la cultura patriarcal y en la desigualdad de géneros. 

Una vez alcancemos este reconocimiento a nivel individual, es importante transmitirlo y trabajar a nivel colectivo. Empoderar a otras mujeres y trabajar juntas para lograr los objetivos a corto y a largo plazo de este movimiento.

La rivalidad y el empoderamiento femenino no van de la mano,  el primero obstaculiza las metas del segundo y el segundo elimina las barreras del primero. Espero no se me hayan enredado.

Objetivos del empoderamiento

  • El empoderamiento reconoce el poder que han obtenido las mujeres en todos los ámbitos de la vida y que ese poder debe respetarse. 
  • Reducción de la brecha entre hombres y mujeres en muchos aspectos de la vida. Por ejemplo, las mujeres han pasado de no poder votar a lograr ser líderes políticos.
  • Igualdad en los roles entre hombres y mujeres como parte de la sociedad, tanto laboral como familiar. Hemos pasado de una cultura donde el hombre era el encargado de trabajar y la mujer se tenía que quedar cuidando la casa. El empoderamiento implica que la mujer tiene el derecho de elegir el rol que desea desempeñar.
  • A largo plazo, el empoderamiento tiene como responsabilidad acabar con la brecha salarial que actualmente sigue presente en todos los rincones del mundo.
  • Otro de los objetivos, y uno de los más importantes actualmente, es erradicar la violencia contra las mujeres.

Recuerden mis bellezas tropicales: una mujer puede hacer la diferencia, pero juntas podemos cambiar el mundo.

Ciao, abrazotes y bezasos.

Deja tu comentario.

Linda y simpática. ¡Qué raro!

Hace unas semanas me encontraba socializando un rato fuera de mi ‘comfort zone. ‘Lo pasé genial, me solté un poco y logré aclimatarme, algo que se me hace complicado cuando no estoy en mi acostumbrado círculo social. Puede que parezca raro, no es lo que proyecto, pero tengo un poco de fobia social, algo con lo que lucho cada vez que me expongo al mundo del ‘jangueo’. Lucho con mis fantasmas internos y trato de pensar que estoy con mi ‘corillo’ de toda la vida y ser yo. Sí, ser yo, porque lo que las personas tienen como primera impresión de mí, no soy yo, es un ente extraño que se apodera de mi ser. Así que aclaro que si algún día me conoces y no logré dejar el fantasma en casa, me des un ‘breakesito’, no me juzgues, con el tiempo, la confianza y dos Gin & Tonic, podrás conocer la dulzura en mi.

Bueno, volviendo al tema, la pasé de ‘show’ y ‘caí’ bien de la primera. ¡Gol anotado! Pero entonces llegó el momento del juicio. -“Que linda tu eres, eres bella y símpatica. Eso es raro, las mujeres lindas no suelen ser simpáticas”-. Sonreí más aun porque me agrada que las personas puedan apreciar más allá de lo que ven de primera intención y hacer nuevas amistades, pero me llevé ese pensamiento durante días. No salía de mi mente. ¿Por qué? Porque estamos tan llenos de estereotipos y sobretodo, mujeres a mujeres. ¿Habrá pensado que soy una comem… cuando me miró por primera vez?

Se fijan en esa mirada 😂

Aunque esta ocasión fue sumamente agradable y espero la próxima oportunidad para volver a compartir con las mismas personas, utilizo esta experiencia para crear conciencia, como intento hacer con todas mis publicaciones. A diario nos encontramos en situaciones donde hacemos juicios o ponemos sellos sin analizar a profundidad porqué lo hacemos. Esto no siempre tiene un final agradable, como han podido leer algunos en otras de mis publicaciones.

Antes de hacer juicio, podemos analizar lo siguiente:

  1. Una mujer ‘linda’  (entre comillas porque la belleza es relativa) no es automáticamente antipática. Su físico no determina su personalidad. De igual manera, una mujer que no consideres linda también puede ser antipática. Simplemente que juzgamos más a la “linda”, porque pensamos que su físico es lo que la hace ser así.
  2. Una mujer que se muestra seria no es amargada. Vivimos experiencias diferentes todos los días que pueden determinar nuestro ánimo. Cuando vemos a una mujer que anda seria, podemos pensar que quizá tiene problemas familiares, laborales, emocionales o económicos. Que tal si en vez de ponerle el sello le regalas una sonrisa y una buenos días/tardes/noches. Tenemos que comenzar a bajar la guardia y si tu eres la que estás consciente de esto, comienza y verás como poco a poco las mujeres a tu alrededor cambiarán de actitud.
  3. Una mujer callada no necesariamente es antisocial. Quizá es tímida, insegura y llena de miedos. Que tal si sacamos nuestro espíritu empoderador y la hacemos sentir en confianza. Siempre tendrás la oportunidad de impactar la vida de otra mujer positivamente.

Intenta abrirte a conocer a las personas a profundidad, no dejarte llevar por la primera mirada o interacción. No estereotipes. En el momento que los haces, podrías estar creando una barrera innecesaria que eliminaría cualquier posibilidad de interacción positiva en el futuro.

Si al final y al cabo, después de intentarlo todo, la persona sigue con un caparazón o realmente alguno de los adjetivos negativos que mencioné antes le caen como anillo al dedo, no lo tomes personal. La vida es tan compleja; la crianza, patrones de conducta aprendidos, inestabilidad emocional e insatisfacción personal influyen mucho en la personalidad, así que no lo tomes ‘a pecho’, sigue tu camino y no juzgues.

Quiero añadir que muchas veces, las mujeres recibimos tanto juicio que eso nos paraliza, podemos llegar a estar a la defensiva y cohibirnos. Si como quiera me van a juzgar, ¿para qué esforzarme? Resolución: he decidido simplemente ser yo y tratar de romper con la fobia social, ya que no me gusta cuando se apodera de mi. Esto es una decisión personal, lo hago exclusivamente por mi crecimiento personal y emocional y no por agradar a nadie. Me ayuda con mi propósito de vida y me encanta rodearme de mujeres. Entiendo que las mujeres necesitamos de otras mujeres para sentirnos plenas, sacar a flor de piel y reafirmar nuestra feminidad y lograr grandes cosas en la vida y en el mundo.

Recuerda que: “Una mujer puede hacer la diferencia, pero juntas podemos cambiar el mundo”

Ciao mis bellezas tropicales. Abrazotes y bezasos.

¿Por qué odié los certámenes de belleza?

En foto de portada: Diane Ferrer, Miss Puerto Rico Petite 2013, para el lente de Jean Nieves.

“Me odiaba a mi misma y a quienes me ponían obstáculos por haber tenido alguna vez una corona sobre mi cabeza”.

Por un tiempo, sí, los odié.

34-24-34 esas son las medidas perfectas. Y no basta con eso, al menos unos 5’7” de estatura debes tener para ser considerada una total belleza. Gracias a Dios, en un país donde la mayoría somos de baja estatura, existe el Miss Puerto Rico Petite, en el cual se les da la oportunidad a mujeres de 5’5” o menos exponerse en el mundo de la belleza.

¡Esperen! A los 15 años amaba los certámenes, me alejé años después. A mis 34 años, por primera vez en más de una década, me atrevo a decir orgullosamente que en 2003 fui reina de belleza del arriba mencionado certamen. Viajé a Cánada junto a Ingrid Rivera (quien fue Miss Universe PR y Miss Mundo PR tiempo después). Las dos trajimos corona a Puerto Rico. Algunos de ustedes lo saben, la mayoría no. No es algo que diga. No es algo que mencione en mis logros. Y se preguntarán ¿por qué?

67107aec-b795-4246-b894-d5669feab835
Decidí retomar una de mis pasiones asistiendo al casting de Nuestra Belleza Latina 2018 para poder tener un voz en los medios que me permitiera continuar llevando mi mensaje de empoderamiento.

Pues aquí las razones por las que llegué a “odiar” los certámenes de belleza.

  1. Mala percepción de la sociedad a las reinas de belleza.
  2. Limitaciones profesionales en el modelaje, actuacion y mi área de estudios universitarios, publicidad.
  3. No poder mantener el peso de cuando gané.

Realmente no odiaba los certámenes. Siempre me gustaron, los respeto y amo la labor que muchas organizaciones realizan con las chicas.

Me odiaba a mi misma y a quienes me ponían obstáculos por haber tenido alguna vez una corona sobre mi cabeza. Odiaba no poder mantener un cuerpo esbelto y 105 lbs de peso, a menos que comiera lechuga y atún, pues soy latina, con piernas grandes y mucha sabrosura en mis muslos y caderas. Ser mirada de manera extraña cada vez que iba a un casting y me decían “la reina petite”. En los castings de modelaje y actuación, en mis tiempos, las reinas éramos un poco discriminadas, no se si esto pasa todavía, ya se les olvidó quien soy. Odiaba que eso significara tener rivalidad con otra mujer cuando se enterara. Odiaba que los hombres que conocía se intimidaran y no aceptaran los sueños y metas que tenía y por los cuales comencé a exponerme en esas plataformas.Odiaba que la gente pensara que por ser reina era superficial y escasa de intelecto.  Nunca olvidaré cuando trabajando en publicidad, quien fuese mi superior alguna vez, por poco le da un infarto al enterarse de mis títulos de reina de belleza. No podía creerlo, una mujer que hacía tan bien su trabajo, ¿ex reina de belleza? No puede ser, las reinas son brutas.

Ya no me sentaba con la familia a ver el Miss Universo y el Miss Mundo como tradicionalmente lo hacíamos desde que tenía uso de razón. Quería matar a toda costa algo que era parte de mi esencia y de mi vida. Quería olvidarme que alguna vez soñé con estar en los medios de comunicación y aportar a los cambios sociales positivos producto de quienes entienden el poder inmenso que tienen en sus manos.

“…las reinas ni son superficiales, ni son brutas”.

Con el tiempo, la madurez, el autoanálisis, el descubrimiento del empoderamiento personal, descubrí que no tenía porque sentirme avergonzada de nada, que no tengo por que esconder quien soy por lo que piensen los demás o por lo que quieran de mi y que tenía que mostrar el poder de todo lo que aprendí en ese ámbito. Al contrario, debía llevar el mensaje correcto: las reinas ni son superficiales, ni son brutas. Este es otro estereotipo estúpido igual que todos.

Como en todo ámbito, hay personas capaces y personas que no. ¿Acaso todos los abogados, doctores, maestros, ingenieros, etc. son capaces? En cada esquina podemos encontrarnos con una persona que no es muy hábil a pesar de su título universitario. Pues les tengo una noticia: lo mismo pasa en los certámenes de belleza. Hay quienes están preparadas y quienes no. Por otro lado, la percepción tan incorrecta de que si una chica no sabe responder una sola pregunta frente a cientos de personas, con los nervios de punta, es bruta, es la conclusión más ridícula que escucho año tras año cada vez que se acaba una temporada de un certamen. Sobretodo cuando la pregunta no la pueden responder ni algunos gobernantes.

Y personas superficiales también las encontramos en todos lados.

Quiero aprovechar esta publicación para poner en justa perspectiva el tema de los certámenes de belleza, su aportación a las vidas de las chicas y los logros obtenidos por quienes aprovechan la oportunidad correctamente.

Aspectos básicos que se desarrollan en un certamen de belleza: (No todos, es por eso que se debe estudiar bien la plataforma y seminarios de cada organización).

  1. Disciplina y Responsabilidad
  2. Liderazgo
  3. Trabajo en Equipo
  4. Ventas y Mercadeo
  5. Dicción y Oratoria
  6. Proyección

Los anteriores aspectos son herramientas y valores intrínsecamente necesarios para el éxito de cualquier profesional y son solo algunos básicos que se pueden aprender o reforzar en este tipo de competencia a una edad muy importante como lo son la adolescencia y juventud, pero existen certámenes que ofrecen mucho más como capacitación en defensa personal, talleres de empresarismo, deportes, entre otros.

Quizás no lo saben, pero la mayoría de las chicas que he conocido que han participado en certámenes de belleza son mujeres exitosas en sus áreas de trabajo, empresarias, líderes de organizaciones y excelentes madres de familia con matrimonios exitosos, además de quienes utilizan la plataforma para convertirse en actrices, periodistas, animadoras y locutoras reconocidas en los medios.  Todas muy inteligentes.

Dejemos de vivir y de cohibirnos por lo que la sociedad estipula ya sea física o intelectualmente. Reconozcamos nuestros logros y explotemos nuestro potencial. Dejemos que las acciones hablen por sí solas. Eliminemos los estereotipos y demostremos con el ejemplo.

Es hora de dejar de juzgar en base a análisis vagos y generalizados. Hacerlo te hace un seguidor y no un líder, un seguidor de lo que dice la mayoría, sin pensamiento crítico, sin conocimiento amplio del tema y peor aun, sin conocimiento de quien es la persona a quien juzgas.

Recuerden que una mujer puede hacer la diferencia, pero juntas podemos cambiar el mundo.

Ciao, mis bellezas tropicales.

Abrazotes y bezasos.

Déjame tu comentario:

Life Planner: Una tarea que conlleva disciplina

Disciplina, creo que esta palabra no se lleva conmigo en algunos temas. Mencionando algunos: dieta, cuidado de la piel y AGENDAS. Estoy segura que no estoy sola en lo de las dietas, pero no tan segura con eso del cuidado de la piel, es que me compro mil potes de cremas, los uso una semana y luego vuelvo a la intermitencia. Este problemita del cuidado de la piel lo resolví fácil con dos productos de los cuales les hablaré en una nueva sección que estoy trabajando para el blog.

Pero comencemos a hablar de lo que trata este post: AGENDA. Santo, tener la disciplina de mirar la agenda todos los días y mantenerte fiel a lo que organizaste todos los días, creanme no es nada fácil. Por lo regular, mi método siempre ha sido semanal. Hacía una lista de “To Do’s” los domingos en el celular o libreta de notas y en la semana me mantenía bastante organizada con esto. Sin embargo, sentía que me hacía falta algo más, una herramienta que me ayudara, no solo a tener los días organizados, si no a trazar objetivos y cumplir metas profesionales y personales y llevar mi vida a otro nivel mental, física y espiritualmente.

Es aquí donde me topé con la idea de desarrollar un sistema que planificara mi vida. Y llegó a mi mente algo así como “Life Planner”; pero para mi no tan sorpresa esto ya existe. Y en este momento procedo a hacer un paréntesis del tema: siempre digo que cuando te surge una idea, en el mundo hay miles de personas con el mismo pensamiento, las ideas no son únicas o exclusivas. Es por esto que hay que tener mucho cuidado con pensar que alguien se está copiando de tus ideas. Hace un tiempo escribí un blog sobre esto, lo puedes leer aquí.

Volviendo al tema, me di la tarea de hacer un buen research del término “Life Planner” y de las diferentes opciones que ofrecían en el mercado, algo que integrara algunos términos que he estado utilizando con mis grupos de #bellezastropicales en unos retos personales que he desarrollado para mejoramiento personal. Aunque no encontré uno exactamente igual como lo estaba p

 

ensando, si me topé con lo que para mí es lo más completo que existe en el mercado actualmente.

¿Quiénes han leído o escuchado hablar de La Ley de Atracción? Seguro el 95% de los que me leen. La Ley de Atracción en resumen, no es otra cosa que tener pensamientos y actitudes positivas hacia todo lo que deseas en la vida y actuar en pro de eso, de la mano de nuestro Creador. Resulta que crearon un “Life Planner” que está maravilloso en el cual se plasma la Ley de Atracción en un sistema que te guía hacia un mejor “Tú”. Descubrimiento personal, establecimiento de tu misión de vida, objetivos, “vision board”, plan de acción, análisis y celebración, son algunos de los pasos por los que te lleva este amplio libro de la vida. Si quieren conocer más de estas 265 páginas que me han ayudado a comenzar el 2018 con el pie derecho, pueden entrar a este link: lawofattractionplanner.com.

51ylrROcv4L

Aun estoy trabajando arduamente con esto de mantenerme disciplinada con mi “Life Planner”, pero el hecho de que sea algo para continuar elevando mi vida lo hace mucho más atractivo que una simple agenda con días y horas. He tenido semanas en blanco, pero mi mente está todo el tiempo consiente que debo integrar esto a mis rutinas diarias para mantener siempre mis metas en orden con un plan de acción. Cuando sea grande y tenga hijos, les aseguro que una de las cosas en las que más me enfocaré es en transmitirles la importancia de la DISCIPLINA. Con disciplina y perseverancia podemos llegar cuan lejos queramos.

5 descubrimientos en mi experiencia con el “Life Planner

  1. Creemos que nos conocemos bien, hasta que te hacen algunas preguntas profundas de tu vida. Por ejemplo: ¿Que regalo único tienes para ofrecer al mundo? Cuando leí esto, tuve que hacer un sondeo entre personas queridas para mi. Hacer ese sondeo, me ayudó a reforzar lo que opinaba de mi y darme cuenta  que lo que otros piensan de mi es mucho mejor de lo que yo pensaba. Siempre he pensado que no soy la mejor amiga, que soy un poco desconectada y que debería preocuparme más por mis seres queridos. Pero a través de este sondeo, supe que mis amigas piensan que soy una “GRAN AMIGA” leal y que siempre está ahí para ellas. No saben lo mucho que lloré leyendo lo que cada uno de los participantes me escribían. Les recomiendo escoger un grupo de personas importantes y preguntarles cuales son los 5 valores más importantes que ven en ti y qué entienden que es lo más que otros pueden admirar en ti. Este ejercicio te abrirá los ojos.
  2. Las metas personales sin plan de acción detallado se quedan en metas nada más. Estamos muy acostumbrados a trazar metas profesionales, a crear planes de trabajo, seguidos de acciones para cumplir con fechas de entrega o realización, pero ¿alguna vez te has sentado a trazar objetivos y planes de acción para mejorar tu 61JTSIC4TtL._SL1265_vida personal, física, mental y espiritual? Si alguna vez has pensado en que deseas, por ejemplo, aprender a bailar tango y se queda en la nada, quizás ese simple deseo puede convertirse en el punto de comienzo para planificar algo que puede ser muy beneficioso para tu salud mental, física y disfrute de la vida. No todo puede ser trabajo.
  3. Tener metas diarias de buenas intenciones mejoran tu vida. Buenas intenciones para ti y para el prójimo, tales como agradecimiento diario, visualización, dar amor a los demás, ofrecer ayuda a alguien que lo necesita, dar paso a los peatones mientras manejas. Inténtalo y ya verás.91yL1sEPocL._SL1500_
  4. Premiarse cuando se logra un objetivo es un plus. Si estás teniendo dificultad con mantenerte disciplinado para lograr una meta en específico, debes tener algo como recompensa si la logras. Esto te motivará a lograrla. Las veces que me he mantenido disciplinada con mis ejercicios y hábitos alimenticios, siempre ha habido algo que deseaba como recompensa.
  5. Desarrollar hábitos es una tarea que nunca debe terminar. Dicen que los hábitos se logran en 21 días, yo pienso que son muy fáciles de romper, por eso tener un “check list” de hábitos positivos que puedas marcar como “done” todos los días, ha sido de gran ayuda para mi. Además, hay tantos hábitos positivos que podemos continuar añadiendo a nuestra vida que la oportunidad de continuar elevando tu ser nunca debe detenerse.

La vida no pasa, la vida te responde. Tu decides cómo te responde con tus pensamientos y acciones.

Gracias por leerme, bellezas tropicales.

Abrazotes y bezasos.

Ciao.

RESTART: ¿Cómo comenzar de cero por segunda vez?

Todos perdimos algo después de María. Algunos la esperanza en el país, otros sus cosas materiales, muchos sus trabajos, todos la luz, miles sus familiares en la diáspora y al final cada quien carga con su propio dolor. Para algunos, el no tener luz es una tragedia, para otros no y al final y al cabo, hay que respetar el sufrimiento de cada cual, y enfocarse en el propio y como solucionarlo.

¿Qué yo perdí? El 4 de abril de 2017, tomé una de las desiciones más arriesgadas de mi vida: renunciar a mi “trabajo seguro” para emprender. (Puedes ver la historia aquí). Para formar mi nuevo negocio, invertí todo mi dinero ahorrado, dejé mi apartamento en el cual vivía en paz y feliz y me mudé a mi pueblo de crianza, Humacao. El 13 de mayo abrieron las puertas de Belleza Tropical Co, Clothing Lounge. Era un espacio que me fascinaba. Fueron unos meses de muchos logros y retos sobrepasados.

Mis expectativas fueron superadas, mi negocio iba creciendo a pasos que yo no esperaba. Y llegó Irma; y llegó María. Los que conocen el paso de este desastroso huracán, saben que Humacao fue si no el más, uno de los pueblos más afectados. Y así quedó mi negocio.

IMG_6530

Desde el día uno mi meta era mantenerme fuerte, esperar a que el caos pasara y comenzar un plan de acción. Pero no les niego que hubo muchos momentos de angustia y debilidad, momentos en los que me sentí perdida y no sabía que hacer. Las primeras semanas fueron como unas vacaciones familiares: todos juntos, haciendo todo en familia, aprendí a lavar a mano, disfruté de cada necesidad como una oportunidad de aprendizaje y crecimiento. Pero mi negocio, aquel por el que lo arriesgué todo, ¿qué haría?

Con el regreso de la intermitente Internet y el ofrecimiento de muchos en su espacio, comencé por anunciar diferentes Bazares para comenzar a vender el poco inventario que había salvado. Sin embargo, no tuve que recorrer mucho. En mi camino se cruzaron mujeres maravillosas que me demostraron que el #movimientobellezatropical es posible. Una de ellas fue Marta Flores Tomei, dueña de @TwiceUponaTime (boutique), me llamó para ofrecerme ocupar parte de su espacio en Cupey para vender mi inventario. No podía creer lo que mis oídos escuchaban, una dueña de boutique, invitando a otra dueña de boutique a su espacio. Desde entonces, Marta y yo somos inseparables. Nos ayudamos mutuamente, hacemos juntas las compras para nuestros negocios y pensamos seguir trabajando nuestros juntes épicos, aunque yo vuelva a abrir mi espacio.

Seguido de esto, comienzo a procurar todas mis opciones financieras, ayudas disponibles para PYMES, a mirar otros lugares que antes no tenía como opción y a abrirme a nuevas posibilidades. Establecí las metas de mi proyecto de negocio y también comencé a establecer las metas de mi vida, sumergiéndome en el mundo de las agendas y los “life planners”.

Hoy, estoy en proceso de construcción de mi nuevo espacio de negocio, retomé mi blog (algo que también perdí con María, pues todo mi contenido del 2017 fue completamente eliminado por un error en el pago del plan de servidor producto de la falta de comunicaciones post-huracán) y estoy en proceso de desarrollo de nuevas ideas de negocio.

¿Cómo comenzar de cero nuevamente?

  1. Nunca perder la esperanza: esta fue mi misión día a día durante este proceso. Una lucha interna constante, en la que tenía que darme golpecitos en las mejillas a cada rato para no dejarme derrumbar por el negativismo colectivo que emperaba en Puerto Rico. “No te preocupes, todo saldrá bien, tu puedes”- eran mis palabras diarias.
  2. No te detengas: no puedes quedarte sentado esperando a que “otros” resuelvan por ti. Muévete, no hay más alternativas que moverte. No permitas que los obstáculos te paralicen, todo tiene una manera de solucionarse o de simplemente pasarle por el lado e ignorarlo.
  3. Busca todas las opciones: vivimos en un mundo lleno de herramientas y el que busca encuentra. Levanta el teléfono, envía emails, visita oficinas donde puedan ayudarte, lee, edúcate, cambia de planes, conoce gente nueva y no pares de buscar todas las opciones que existan para ayudarte con tu tema. Nuevamente, NO TE DETENGAS.
  4. Busca ayuda de otros: los buenos somos más y es algo que la vida se encarga de demostrarme constantemente. Identifica a las personas correctas y pide ayuda.
  5. Confía en ti y confía en la humanidad: Confía en tus capacidades y reconoce todo lo que te hace especial y único y ten por seguro que muchos lo verán en ti. Confía en que en tu camino se cruzarán todas las personas adecuadas para que sigas creciendo en la vida.

Mantener pensamientos de esperanza y positivismo atraerá lo que necesitas a tu vida.

Al final de todo, ¡gané mucho más de lo que perdí!

Ciao mis belleza tropicales, abrazotes y bezasos.

No olviden dejarme sus comentarios o preguntas.

 

 

Me están copiando: Del complejo de persecución a la colaboración.

¿Alguna vez has sentido que alguien te copia? ¿El estilo de pelo, la ropa, algunas frases y hasta las ideas? Pues esta historia es para ti.

Cuando comencé con mi blog, el tema del empoderamiento femenino estaba tomando fuerza, y al cabo de año y medio ha sido un “boom” en Puerto Rico en términos de contenido digital, seminarios y otros. Básicamente a la vez que yo comenzaba, ya otras mujeres emprendedoras estaban creando contenido basado en este movimiento y comencé a conocer algunos a la vez que ya daba forma a mi espacio. En hora buena. Cada una a su estilo y en su enfoque original. Unas enfocadas en negocios, otras en crecimiento espiritual y así por el estilo. Al poco tiempo, comenzaron a aparecer más mujeres abordando el tema y comenzaron a llegar las llamadas.

  • Hola, Janette. Mira viste a fulanita que te está copiando el tema.
  • Hola, ¿cómo estás, todo bien? Pues no, fíjate, no me había dado cuenta, pero que bueno, mientras más el tema suena, mejor para todas.
  • Hola, me gustan tus ideas, pero veo que se te están adelantando, vi a fulanita que esta haciendo esto otro, que esperas.
  • Pues nada, cada quien tiene sus ideas y su propio estilo, no me gusta enfocarme en eso. A veces hay personas más afortunadas que pueden llegar a más personas, más rápido. Yo seguiré con mis planes.

Y así, recibí como 5 llamadas diferentes personas en menos de un mes. Luego de analizar el contenido, me reafirmé en una cosa, las ideas están, solo se trata del toque personal y de cuan creativo al momento de exponerlas o venderlas puedes ser.

Sin embargo, les hablaré del otro lado de la moneda. Hace poco me tildaron de copiona jejeje. Ok, por poco muero cuando me lo dijeron. Resulta ser que una persona así lo expresó a otra y como saben, los chismes nadie los detiene. Que cosa fea, pero al fin, yo ni sabía a lo que se refería de primera intención y si la persona supiera como fueron las cosas realmente, le daría vergüenza haberlo pensado. Finalmente solo analicé la situación y me reafirmé que la erradicación de la competencia, y sobretodo la rivalidad femenina, continuará siendo mi enfoque. Esto hay que acabarlo ya. No podemos andar por la vida pendiente a lo que hace tal o cual y en una competencia insana que nos amarga la existencia y nos hace despotricar contra nuestros pares, a veces insensatamente y sin ninguna razón. Ahora lo hacen hasta en redes sociales y es ahí donde cada quien deja ver su interior, cuando la impulsividad le nubla la mente.

Y como siempre, cada historia debe tener un fin educativo. Aquí les dejo algunos consejos.

Si usted siente que su idea es única e innovadora:

  • Sepa que el valor de su idea (única, pionera, exclusiva y todas las redundancias que shutterstock_151786748necesite) crece cuando le copian. Aproveche la ventaja de ser el primero y siga mejorando para que los demás no lo alcancen nunca.
  • Que te copien es un halago. Los pioneros siempre serán los originales y los mejores.
  • Sácale partido a lo que otros hacen cuando te copian y crea contenido que te favorezca.
  • Si está seguro que su idea a nadie se le ha ocurrido, PATÉNTELA.

Si tu idea no es patentable:

  • Antes de pensar que te están copiando, piensa si realmente es una idea única y exclusiva y nadie más lo ha hecho.
  • ¿Tu nunca lo haz hecho? Tal vez pasaste por el lugar de la competencia y te “surgieron ideas” o mejoraste tus ofrecimientos. Alguna vez leíste o viste algo y te “surgió” la maravillosa idea de hacerlo con un pequeño giro u ofrecer servicios parecidos. Quiero decirte algo, es normal, hasta marcas como Apple lo hacen.
  • Es normal y no tiene por qué ser malo si se hace con honestidad. Copiar pelo a pelo, letra por letra, atribuyéndose la idea como propia no es aceptable.
  • Si estás haciendo algo que otros ya han hecho y que de ponerlo en Google, salen miles, por favor no te sientas el centro del universo. Tenemos que ser menos sensibles y más realistas. Y antes de asumir, es mejor aclarar las dudas.

Como dice el refrán, la rueda ya está inventada. Y si ya la rueda está inventada ¿porque algunos le siguen dando vuelta y a cada giro creen que la inventaron de nuevo? “Porque a veces estamos en el centro de ella y creemos que el mundo gira alrededor nuestro.” (Sacado de una respuesta en Yahoo)

Y aquí los dejo con una de mis motivadoras favoritas, Yizette Cifredo, que toca un poco el tema en este #bofetóndecariño y te recomienda que en vez de alarmarte, creas en colaborar. No dejes de verlo. “Por un momento cambia la “C” de Competir por la “C” de Colaborar.”

Ver más de Yizette aquí: www.yizettecifredo.com