Patas de Elefante

   Todos (al menos en foto) hemos visto como son las patas de los elefantes. Casi uniformes de arriba abajo, llenas de rollos de piel, gruesas, sin notoriedad prominente en las rodillas o tobillos; la piel de lo que nosotros llamamos tobillo, cae encima de su planta de pie. Por otro lado, imagina las patas de una yegua, esbeltas, caderas musculosas, articulaciones definidas y al galopar dejan atónitos a todo el que las mira. Y al final tenemos a la garza, solo hueso y piel pero pura elegancia. Continúa leyendo Patas de Elefante