Empoderamiento y Emprendimiento: no los confundas y no desempoderes a nadie.

Cosas que escucho por ahí:

“Una mujer empoderada es la que trabaja por lo suyo y no para que la mantengan”.

“Una mujer empoderada es emprendedora”.

“Una mujer empoderada no se queda en la casa”.

Yo solo tengo que decirles una cosa:

“una mujer empoderada es lo que ella quiera ser”.

Comencemos por definir ambas palabras.

Como empoderamiento se conoce el proceso por medio del cual se dota a un individuo, comunidad o grupo social de un conjunto de herramientas para aumentar su fortaleza, mejorar sus capacidades y acrecentar su potencial, todo esto con el objetivo de que pueda mejorar su situación social, política, económica, psicológica o espiritual. (Sacado de significados.com) 

Se conoce como emprendimiento a la actitud y aptitud que toma un individuo para iniciar un nuevo proyecto a través de ideas y oportunidades. El emprendimiento es un término muy utilizado en el ámbito empresarial, en virtud de su relacionamiento con la creación de empresas, nuevos productos o innovación de los mismos. (Sacado de significados.com) 

Como podemos ver, el empoderamiento puede aplicarse a diferentes marcos de la vida. En el caso del empoderamiento de la mujer lo voy a explicar de manera sencilla, se trata de un marco social y personal, y lo que busca es romper con los conceptos machistas o patriarcales que limitan a la mujer a tomar decisiones o tener poder de decisión que pueden ser familiar, políticas, laborales o personales y el proceso de empoderamiento le brinda el poder que necesita la mujer para la toma de desiciones y el control de su vida. Control que el patriarcado nos negaba y nos sigue negando en algunos aspectos.

Entonces, ¿por qué llegamos a confundir los términos o a querer mezclarlos? Creo que en la lucha por ganarnos un sitio y por la igualdad nos hemos olvidado que no todos en esta vida tenemos los mismos sueños y metas. Creemos que para tener control y poder de lo que somos y exigir respeto e igualdad, tenemos que cumplir con unos conceptos contrarios a los que nos limitaban. Y no se ustedes, pero creo que esto también es perjudicial. En el proceso de empoderarnos y la lucha feminista, desempoderamos a muchas mujeres.

Una mujer empoderada es lo que ella quiera ser.

La lucha por la igualdad y por eliminar el patriarcado no puede ser una lucha que nos limite en ningún aspecto. Se trata de darle el poder a toda niña y a toda mujer el mismo poder de decisión en la vida, la misma libertad que tiene el género masculino. De tener el mismo derecho de opinar y decidir en el hogar, trabajo, política, economía y todos los temas de envergadura en la vida de un ser humano. Y si esa decisión es que desea ser madre y cuidar del hogar, ¿quien eres tu para decirle a esa mujer que no está empoderada?

Existen personas que quieren ser líderes de una empresa y otros que les gusta pertenecer a un grupo y tener líderes que los motiven. De la misma manera hay mujeres que desean dedicar su vida a ser una profesional o empresaria y otras que desean con todo su corazón ser madres y cuidar del hogar. Y otras quieren hacer ambas. Siempre y cuando esa mujer esté haciendo lo que realmente desea en la vida y esté en control de sus decisiones y estas no estén influenciadas por lo que la sociedad, la familia o el sistema patriarcal espera de ella, esa mujer está empoderada. Siempre y cuando esa mujer no pierda su poder en ningún momento, está empoderada. La mujer que desea cuidar del hogar y los hijos y logra una relación de respeto e igualdad con su pareja, nunca será despojada de su poder. Claro, para esto necesita una pareja a su nivel, que sepa y apoye lo que es la igualdad de género y que jamás utilice su posición como proveedor para quitarle libertades o derechos.

La mujer que desea cuidar del hogar y los hijos y logra una relación de respeto e igualdad con su pareja, nunca será despojada de su poder.

Así que la próxima vez que sientas la necesidad de decirle a una mujer que está feliz y empoderada cuidando a su famiia, “tienes que irte a trabajar, no puedes ser una mantenida o deberías emprender y hacer algo por ti misma”, piensa que estás haciendo lo mismo que la gente machista hace cuando le dicen a una mujer “tienes que cuidar bien a tu marido para que no te las pegue”.

¡Ah! No olvides que podemos emprender en tantas cosas. Emprender una meta puede ser tener una familia donde la igualdad y el respeto reinen.

Emprender: inicio de una actividad que exige esfuerzo o trabajo, o tiene cierta importancia o envergadura. Emprendamos todos la tarea de un mundo justo, igualitario y lleno de respeto para TODOS, creo que conlleva de un graaaan esfuerzo.

Ciao mis bellezas tropicales, no olviden escribirme sus comentarios.

Publicado por

Janette Pérez

Amante de todas las artes, la lectura, la escritura, la belleza, la cultura, la familia y el amor. Graduada de la UPR Rio Piedras con un bachillerato en Publicidad y Relaciones Públicas y un "minor" en Periodismo Electrónico. Luego de trabajar en producción, publicidad y alcanzar lo que consideró el éxito en su campo, decidió renunciar a su trabajo y emprender para así poder dedicar tiempo a sus pasiones, su propósito de vida, tener paz y ser feliz. Instagram @janetteperezoficial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s